¿Sabías que hace unos cuantos meses atrás los diputados tomaban las decisiones más importantes del país, alzando la mano, sin dejar ningún registro de cómo votaban? Decisiones como el Presupuesto Nacional, el Procurador de los Derechos Humanos, Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y, muchas más fueron tomadas por nuestros representantes sin que nadie supiera quién había votado a favor, quién en contra y quién se ausentó.

Este método además de ser ridículo y arcaico, favorecía e incentivaba a cometer actos de corrupción, principalmente a los que se referían a la compra y venta de votos. Hoy en día, las cosas parecen que están a punto de tomar un rumbo diferente. Con la aprobación de la Ley del Tablero Electrónico, existe un nuevo mecanismo que te permite conocer y monitorear a tus representantes.

Si te metes a la página del congreso:www.congreso.gob.gt; podrás ingresar al registro de votaciones de todas las sesiones plenarias, y podrás saber cómo votó tu diputado. Pero lo más importante es que esta herramienta informativa te puede ayudar a fiscalizar y prevenir que los legisladores voten conforme a sus intereses y dejen de lado los intereses de la Nación.

¿Cómo sucede esto? Un ejemplo, es el proyecto monitores cívicos realizado por la Organización Movimiento Cívico Nacional (facebook.com/movimientocivico) el cual busca acercar a los ciudadanos al Congreso y el Congreso a los ciudadanos. Gracias al tablero electrónico ellos han logrado establecer parámetros para medir la calidad y el desempeño de tú diputado, tomando en cuenta índices como la puntualidad, asistencia y votación.

Al tener todo esta información la decisión ya recae en ti para decidir qué hacer. Puedes llamar a tu diputado y preguntarle la razón por la cual votó en la manera que lo hizo. También puedes denunciar públicamente, que tu representante no está cumpliendo con sus funciones, ya que no se está presentando en el pleno, ó simplemente puedes castigarlo o premiarlo con tu voto en las próximas elecciones.

El tablero electrónico es una de las muchas herramientas tecnológicas que sirven para fiscalizar a nuestros representantes, pero sos tú el que debe darle uso para que los procesos legislativos sean realmente transparentes.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment