Los nuevos frentes luego de la anulación del proceso

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Luego del control constitucional  del proceso de elección de cortes ejercido por la Corte de Constitucionalidad, cuyo contenido decisorio anula y suspende lo actuado en ambas comisiones y obliga a varias instituciones a cumplir con los imperativos legales. Desde entonces, este entorno de oportunidad que apertura la resolución, se descentra desde las comisiones de postulación hacía varios espacios institucionales. 

Reformas a la Ley de la Carrera Judicial

Los primeros en operar sus dispositivos para contener e intentar desvanecer la fuerza normativa de esta decisión son los diputados del Congreso de la República. Este se constituye como uno de los principales rumbos de acción: si el problema señalado por la Corte de Constitucionalidad se refiere a la aplicabilidad de la Ley de la Carrera Judicial, en necesaria su reforma –regresión- a modo que aventaje el proceso iniciado y que este Congreso pueda conocer la elección. Además, dada la fuerza obligatoria y el robustecimiento de las competencias del Consejo de la Carrera Judicial en el proceso de postulación a partir de la resolución de la Corte de Constitucionalidad, se hace propicio regresar a la situación jurídica anterior a la reforma de la Ley de la Carrera Judicial que hoy se pretenden aplicar.    

Para contextualizar estas acciones, es necesario conocer sobre qués es lo que se quiere cambiar de la Ley. Las aspiraciones reformistas a partir de los procesos de ¨accountability¨ promovidos por el Ministerio Público de Thelma Aldana y la Comisión Internacional Contra la Impunidad, se centraron en la re-formulación estructural del sistema de justicia guatemalteco, iniciando por la forma de elección de las magistraturas hasta la inclusión de nuevos institutos de pluralidad jurídica. En cuanto a la adopción de reformas al modelo de elección de Cortes, se optó por nuevos diseños institucionales que privilegiaran el sistema de carrera judicial, por cuanto era necesario modificar la Ley de la Carrera Judicial, sin antes pasar por el camino frustrado de las Reformas Constitucionales al Sector Justicia. De estas aspiraciones, la única que pudo ser fueron las reformas a la susodicha ley. Lo que vuelve salto progresivo, incompleto. 

Sin embargo, se dieron algunos saltos cualitativos para privilegiar el sistema de carrera judicial. Entre los más importantes: otorgar mayor independencia funcional al Consejo de la Carrera Judicial al separarla definitivamente de la Corte Suprema de Justicia, el privilegio de la carrera judicial en la elaboración de los instrumentos de evaluación y ponderación, y las atribuciones del Consejo en el sistema de comisiones de postulación a través de la atribución de elaborar nóminas de candidatos integrantes de la carrera judicial (magistratura y judicatura), previa evaluación de desempeño profesional. Esta última es la que es imposible cumplir al no poseer un reglamento de implementación de la evaluación. 

El 24 de septiembre los diputados del Congreso de la República fueron convocados para aprobar el emprendido proyecto legislativo que pretende viabilizar los procedimientos realizados por las Comisiones de Postulación (Art 1 del proyecto legislativo). El proyecto legislativo fue presentado como de urgencia nacional para omitir sus tres lecturas y aprobarlo en el menor tiempo posible. Aunque fue imposible aprobarlo de urgencia nacional por no llegar al quórum requerido (dos tercios, 105 votos), se admitió para su trámite sin discusión con un quórum de presencia de 91 diputados. Además, se admitió una enmienda que modifica por única vez el proyecto legislativo: «Dejar en suspenso la aplicación del Artículo 76 de la Ley de la Carrera Judicial, a fin de viabilizar los procedimientos realizados por las Comisiones de Postulación […]; por lo que, por esta única vez, será a través de la tabla de gradación que las respectivas Comisiones de Postulación asignen la ponderación […]» 

Este proyecto proviene desde el 15 de mayo del presente año cuando fue presentada en la Dirección Legislativa y conocida por el Pleno del Congreso el 21 de agosto. Fue presentada por los diputados Juan Ramón Lau Quan, Álvaro Arzú Escobar, Felipe Alejos Lorenzana, José Rodrigo Valladares Guillén, Edna Azucely Soto Juárez De Kesler, José Arturo Martínez y Flor de María Chacón Aguilar. Parlamentarios con cuestionamientos y solicitudes de antejuicio en su contra. Contó con Dictamen Favorable por la Comisión de Reformas al Sector Justicia el 20 de septiembre, cuatro días antes de que se intentara aprobar de urgencia nacional en Plenaria. 

Como se observa, pretenden sustituir la competencia de evaluación -y la aprobación del reglamento respectivo- de desempeño de jueces y magistrados que la ley asigna al Consejo de la Carrera Judicial; y por lo tanto, abrir la posibilidad de que sea esta legislatura elija magistraturas. Esto representa un claro fraude de ley, es decir desviar el incumplimiento de una resolución colectivamente vinculante, a través del cumplimiento de otra, lo que genera un ambiente propicio para pactar la impunidad de diputados luego del 14 de enero próximo.

Consejo de la Carrera Judicial

Otro frente se lleva ante el propio Consejo de la Carrera Judicial, a quien el 25 de septiembre le fue rechazado el proyecto de reglamento de evaluación de jueces y magistrados. Con este nuevo intento, la Corte Suprema de Justicia rechaza por tercera vez dicho proyecto desde la entrada en vigencia de las reformas a la Ley de la Carrera Judicial y da más tiempo para que el Congreso de la República apresure a aprobar las regresiones a la Ley de la Carrera Judicial. 

Nueva elección de comisionados por parte de la Asamblea de Magistrados de Corte de Apelaciones

El único panorama que parece desenvolverse es el cumplimiento de la nueva elección de comisionados por parte de la Asamblea de Magistrados de Corte de Apelaciones con base en el método de representación proporcional de minorías. En la elección que fue realizada el 7 de octubre, participaron 3 planillas. Lastimosamente, como se previó solamente se realizaron cuatro cambios en la integración de este sector. Al parecer, la planilla única que llevó a los 12 comisionados se dispersó en varias para cumplir con lo ordenado por la Corte de Constitucionalidad.

Los magistrados de Corte de Apelaciones electos por su asamblea:

  1. Fausto Fernando Maldonado Méndez (Planilla 2)
  2. Jorge Alberto González Barrios (Planilla 2)
  3. Edwin Roberto Ruano Martínez (Planilla 2)
  4. Luis Alberto Hernández Arrivillaga (Planilla 2)
  5. Julio Alfonso Agustín del Valle (Planilla 2)
  6. Amadeo de Jesús Guerra Solís (Planilla 2)
  7. Miguel Enrique Catalán Orellana (Planilla 1)
  8. Dixon Díaz Mendoza (Planilla 1)
  9. Romero Monterrosa Orellana (Planilla 1)
  10. Harold Estuardo Ortíz Pérez (Planilla 1)
  11. Edwin Albino Martínez Escobar (Planilla 3)
  12. Wendy Angélica Ramírez López (Planilla 3)

Los magistrados de Corte de Apelaciones electos que repiten son:

  1. Romeo Monterrosa Orellana
  2. Fausto Fernando Maldonado Méndez
  3. Dixon Díaz Mendoza
  4. Harold Estuardo Ortíz Pérez
  5. Edwin Roberto Ruano Martínez
  6. Jorge Alberto González Barrios
  7. Miguel Enrique Catalan Orellana
  8. Wendy Angélica Ramírez López

Los magistrados de Corte de Apelaciones electos nuevos son:

  1. Miguel Enrique Catalán Orellana (Planilla 1)
  2. Edwin Albino Martínez Escobar (Planilla 3)
  3. Julio Alfonso Agustín del Valle (Planilla 2)
  4. Amadeo de Jesús Guerra Solís (Planilla 2)
Share.

About Author